jueves, 1 de marzo de 2012

Curaca rebelde


Ricardo Vírhuez Villafane / Lima

"El indomable curaca" de Julio Oliveira Valles es un libro que contiene una novela corta y nueve cuentos o leyendas.

La novela, que da título al libro, es un interesante ejercicio de creación narrativa que se sumerge en los conflictos contemporáneos sobre la destrucción de los hábitats naturales de la Amazonía peruana por parte de la empresa privada y la corrupción estatal.

Un grupo de indígenas yaguas, al mando de un viejo curaca incorruptible, enfrenta la destrucción del bosque mediante el regreso a las raíces, es decir, a las costumbres ancestrales y a los hábitos comunitarios. Para ello, la comunidad se divide entre yaguas que quieren permanecer con la destructiva modernidad y aquellos que valoran su vieja cultura.

El grupo de yaguas se interna en el bosque, y mediante sueños y señales de la Naturaleza, luego de muchos días de camino, se encuentran con el lugar ideal para reconciliarse con la selva. Pero antes deben vencer a la "madre" de una laguna, una inmensa yacumama a la que espantan y expulsan hacia lugares más pacíficos.

En su nuevo hogar la vida es idílica. Hay caza y frutos en abundancia. Pero comprenden que ya no pueden vivir sin algunos elementos de la modernidad, como balas para cazar, jabones, cocinas, sal, azúcar, etc. Y construyen un acceso para negociar casi en secreto con los comerciantes. Es el momento de quiebre narrativo en que "la vuelta a la comunidad" no es un regreso sin costos.

Pero la abundancia de pesca produce la ambición de los comerciantes, quienes mediante la corrupción a la policía organizan razzias para descubrir el lugar, que felizmente nunca logran.

Los yaguas se unen finalmente, se aíslan, y esta es acaso la voz de un pueblo que busca el respeto ante los ataques de la empresa privada a sus tierras ancestrales. Una novela que indaga un camino, y que nos conmina a mirar nuestro país como un mundo definitivamente diverso y complejo, donde todos contamos y donde la voz de los demás, incluso de los que se aíslan, es también la nuestra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario