jueves, 1 de marzo de 2012

Las Guerras Secretas y una mujer inconquistable

Juan Rodríguez Pérez / Juanjuí

El último libro publicado por Ricardo Virhuez Villafane nos depara una sorpresa: el tratamiento de un tema pocas veces tocada en la literatura peruana, o en todo caso, tratada con cierto temor. Se habla poco en los libros o en todo caso se malforma la información que se vierte en las escuelas: nadie toca el tema de la subversión con acuciosidad, a nadie se le ocurre hablar de fusilamientos tanto por parte del ejército como por parte de los sediciosos, y es que el tema de por sí sufre un estancamiento en el proceso de la literatura tal vez por temor o por desconocimiento.

En Las guerras secretas existe un personaje femenino indígena (Chidó Dapá) de mucha envergadura, que le da sabor a la novela, y tal vez el verdadero protagonismo, a pesar que en muchos parajes es la comunidad o la población la que se enfrenta a las autoridades que quieren posesionarse de sus tierras.

Desde el primer capítulo, Ricardo Virhuez nos centra en Chidó Dapá, como una mujer difícil de conquistar, dueña de una personalidad ganada a lo largo de los años en situaciones espinosas y contradictorias. El interés que despierta, por la forma cómo está narrada, a manera de cuento o relato por un  interlocutor a un periodista que indaga sobre ella, se va incrementando a medida que transcurren los cinco capítulos. Ella va quemando etapas cada vez más sofocantes y acercándose a una idealización que nos sugiere el autor al concluir la obra.

¿Es Chidó Dapá un personaje escondido tanto tiempo, enfrentándose al sistema, recién descubierta para la literatura?

Considero, y esta es una sugerencia, que el personaje central va más allá, el libro, despierta interés en el lector, nos deja en una angustia por saber un poco más de ella, esa vida llena de sufrimiento, su escape de situaciones dramáticas y su afincamiento en la selva para hacerse conocer como maestra.

A pesar que el libro es contada por cinco personajes, cada uno más importante que el otro, de cinco etapas diferentes de la vida de Chidó Dapá, a un periodista-escritor que, por momentos, gana protagonismo y se entretiene con algunas, no deja de despertar el interés por saber un poco más de ella.

Creo que Ricardo Virhuez tiene un rico material para ser explotado en un volumen de mayor consistencia toda la riqueza que aporta este personaje.

-----
Las Guerras Secretas, de Ricardo Vírhuez Villafane. Lima: Pasacalle, 2012. 110 pp.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada