viernes, 2 de marzo de 2012

KOLPA: Un movimiento literario, un sentimiento


Algunos integrantes de Kolpa, en Huanchaco, Trujillo.

Abraham Huamán - Angel Gómez / Pucallpa

Densa neblina de la madrugada limeña, una habitación, un grupo de personas con un fin común y una botella de buen pisco. Una serie de huelgas regionales, ad portas de una huelga nacional magisterial, la derechización del presidente socialdemócrata y una botella de buen pisco. Una concepción amazónica cosmopolita, la necesidad vital de expresar un sentir y un pensar, la nostalgia por el forzado alejamiento de nuestro Ucayali y una botella de buen pisco: así surge Kolpa.

Era la una de la madrugada del 27 de junio de 2007, cuando nosotros: Abraham Huamán, Luci Zambrano, Ángel Gómez, Maruja Rivera, Freddy Echevarría, Liliana Armas, Carlos López, Rocío Noriega, Gina Pacaya y  Gina García, nos dimos cuenta de que nuestros pocos escritos tenían una línea común: reflejar un mundo ucayalino que no sólo es la selva agreste y misteriosa ni personajes mitológicos ni indígenas, sino, además, una sociedad que se ha tornado ucayalina, que existe un gran grupo humano que ha confluido en Ucayali con el fin de lograr el progreso. Este segmento de la población de nuestra región procede de lugares como Huánuco, Loreto, Junín, San Martín, Huancavelica, Ica, Lima y otras regiones, pero hoy vive grato en esta parte de la selva. La visita de Giovanna Ibarra, poetisa limeña, estimuló la concreción de Kolpa, pues puso parte de su lira a disposición de nuestros sentidos. Una vez en Pucallpa, en la primera semana del mes de julio, Germán Martínez y David Llúncor se aunaron a este ideal.

Desde la generación del 50, la de Zavaleta, Vargas Vicuña y Reynoso, sólo por nombrar algunos, no ha surgido una generación o un movimiento literario reconocido como tal, más bien han surgido etapas marcadas por la dispersión de los temas y con un mismo molde en cuanto a la forma. Se han erigido escritores que siguen la huella de Bryce, Ribeyro, Vargas Llosa, Nájar Kokally, Hernández, Watanabe, Izquierdo Ríos, Panaifo Texeira o Delgado Tresierra. Ese vacío de medio siglo pretende ser cubierto por Kolpa. En este sentido, convocamos a los grupos literarios ucayalinos, amazónicos y de nuestra patria a formar parte de nuestro Movimiento.

Hoy el planeta mira a la Selva, pues nuestra Amazonía se ha constituido en su despensa; el asfaltado de la carretera Federico Basadre incrementará significativamente el comercio y la industria en nuestra región; la dinámica poblacional aumentará notablemente, tornándose la Amazonía en una población esencialmente cosmopolita. Ucayali, como parte de este contexto, es la colpa de cuyas aguas el mundo beberá la vida y el futuro. En Kolpa —con K, sinónimo de transparencia fonética; además, es más cercana a la naturaleza oral de nuestras culturas originarias— confluirá la literatura de nuestra región y de todo el país, para beber el néctar de la libertad y del arte.

La inmigración, las luchas constantes de la población por la reivindicación de sus derechos, la creación de centros de estudios y de diversas industrias, aunadas a la calidez del poblador ucayalino, han contribuido a la conformación del mosaico cultural que hoy es Ucayali y que se ha desarrollado a través de muchos años. Kolpa representa este hecho.

La relación estrecha entre sus integrantes, la comunión de ideales, el sentir social y el afán por recrear una realidad que todos vemos, pero que muchos se resisten a aceptar forjando sentimientos chauvinistas descontextualizados, es Kolpa.

La pobreza extrema, el analfabetismo, el abuso contra los indígenas, la deforestación, la industrialización en desmedro del equilibrio ecológico son problemas graves en nuestra selva, pero son también parte de la preocupación de Kolpa.

¿Será Kolpa una nueva forma de hacer literatura? Sólo nuestras producciones podrán responder a esta interrogante. Pretendemos serlo y aportar a la literatura en sus diferentes manifestaciones: la historiografía, la creación y la crítica. Nuestra continuidad, vigencia y autoridad, si bien tiene que ver con nuestra actividad y decisión, también está en relación con lo que nuestro Ucayali y el país determinen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada